Tecnología HPF80 NanoBlock™ de Beltone

Aunque siempre se recomienda el mantenimiento periódico de los audífonos, el recubrimiento con la capa protectora HPF80 NanoBlock asegura un uso libre de preocupaciones por más tiempo, puesto que ayuda a proteger los audífonos contra la humedad y las partículas que de otro modo podrían entrar en los delicados circuitos y causar daños.

Descubra más a continuación

¿Qué es HPF80 Nanoblock?

HPF80 NanoBlock es un recubrimiento que consiste en una película de polímero protector de aproximadamente 1/1000 del grosor de un cabello humano promedio. ¿Cómo puede algo tan nanoscópico proporcionar tanta protección? Todo está en la forma en que se aplica el recubrimiento y en cómo se adhiere al material de la superficie. Cuando se aplica HPF80 NanoBlock, se forma un enlace molecular con el material huésped, por lo que aunque es muy fino, también es muy fuerte.

¿Por qué necesitan protección HPF80 NanoBlock los audífonos?

Si lo piensa, verá que los audífonos pasan la mayor parte de su tiempo en entornos muy desafiantes. Están en un lugar que produce humedad y cerumen, además de ser manipulados constantemente. Combínelo con elementos como el sudor, la lluvia, los productos capilares y el polvo, y entenderá por qué vale la pena una protección extra.

¿Cómo funciona el nanorecubrimiento?

En pocas palabras, el nanorecubrimiento cambia las propiedades superficiales del material huésped de tal manera que hace que los líquidos escurran y se desprendan o eliminen fácilmente. El siguiente gráfico muestra cómo escurre el agua en una superficie nanorevestida más que en una superficie no recubierta. Sin nanorecubrimiento nano (o HPF80 NanoBlock), el agua se extiende por toda la superficie.

Mientras que los métodos anteriores de nanorecubrimiento solo se aplicaban a ciertas partes de los audífonos (generalmente las cubiertas exteriores), HPF80 NanoBlock se aplica a todo el audífono, tanto por dentro como por fuera, para una protección más completa. Para ilustrar la minuciosidad de esta protección, hemos creado una demostración con esponjas comprimidas. Como verá, la esponja amarilla, que no está recubierta, se expande inmediatamente cuando se introduce en el agua. Por otro lado, la esponja azul, con recubrimiento HPF80 NanoBlock, solo flota, se mantiene plana y cualquier gota de agua simplemente se acumula en la superficie.

Izquierda: no recubierto. Derecha: recubrimiento HPF80 NanoBlock

Izquierda: no recubierto. Derecha: recubrimiento HPF80 NanoBlock

Tecnología galardonada